Dos mitades y un cuarto

SINOPSIS

Si la poesía sugiere, interpela o suscita, en esta ocasión los autores invitan al lector a reflexionar sobre algunos temas universales que desde tiempos ancestrales han preocupado al ser humano. Profundizan en los impactos que ciertos tópicos provocan en nuestros estados de ánimo e intentan responder a muchos planteamientos que sacuden nuestras emociones y para los que la racionalidad no encuentra explicaciones.

El lector encontrará lugares comunes en los que verá reflejadas algunas de sus inquietudes y, a partir de ahí, elaborará sus propias reflexiones tras sentirse identificado con las que se plasman en cada uno de los poemas que reflejan un sinfín de sensaciones y sentimientos que la mayoría compartimos.

Hablando de vida, amor, muerte, desamor, compañía, soledad y, en suma, a través de la introspección, se compaginan dos estilos poéticos de evidente originalidad y a la vez complementarios.

SOBRE LOS AUTORES

Alberto Soler Montagud es un médico especialista en Pediatría que con el tiempo se decantó por la Salud Mental (es Miembro Extraordinario de la Sociedad de Psiquiatría de la Comunidad Valenciana).

En 2010 publicó su primera novela (El legado de un Titán), ha participado en varias antologías de relatos cortos (una de ellas traducida al búlgaro y publicada por la Universidad de Sofía). Colabora en varios medios periodísticos como analista sociopolítico.

Apasionado por la música («sobre todo jazz y clásica, y cualquier otra música que me emocione»), se considera «un diletante atrevido, un aprendiz de mucho» que tanto se atreve a escribir como a componer música o a realizar una personal obra gráfica de la que ha hecho algunas exposiciones.

Alicia Muñoz Alabau es licenciada en Filosofía y una docente totalmente vocacional. Su tendencia a la reflexión ha hecho que se decantara por la literatura como pasión y por el pensamiento profundo como tarea profesional y cotidiana.

Aunque se recuerda escribiendo desde siempre, ha dejado explotar su sensibilidad de manera pública solo desde hace unos años, y se ha mostrado como una escritora intrépida que ha explorado terrenos tan diversos como la novela (Ponerse alas), el relato corto (De dolientes y duelos) y, ahora, la poesía.

Escribir es su forma de interpretar la vida, y colabora habitualmente en antologías con otros autores.